Teléfono 1: 608 009 540 | Teléfono 2: 608 173 596 | Email: tiaf@tiaf.es

¿Por qué inspeccionamos?

Introducción

Los consumidores Europeos y la cadena de distribución de alimentos se sienten cada vez más afectados por los aspectos de seguridad alimentaria y calidad. En este contexto, el número de superficies consagradas a la agricultura biológica aumenta todos los años en Europa, pero la agricultura convencional está también muy afectada por esta nueva orientación de la producción.

El aumento de las presiones recibidas por parte de la Unión Europea en los últimos años en lo que al uso de pesticidas se refiere ha provocado la prohibición de determinadas materias activas.  Todo este control en los productos químicos destinados a la producción agrícola tenía hasta el momento una deficiencia, el modo de aplicación de los mismos.

La formación de los agricultores en los temas relativos al modo de empleo de los pesticidas ha sido un punto clave en los últimos tiempos, pero hasta ahora en España no se había tenido en cuenta el que quizás sea el punto más importante en una correcta aplicación, el estado de los equipos de aplicación de fitosanitarios. En esta vía se justifican las “ITEAF” (Inspección Técnica de Equipos de Aplicación de Fitosanitarios), ya que hay un gran número de máquinas en España que se encuentran en un mal estado de mantenimiento.

Ambito de aplicación

El Real Decreto que regula las inspecciones obligatorias de equipos de tratamientos fitosanitarios en uso establece las siguientes definiciones de equipos objeto de inspección, incluyendo como tal cualquier máquina destinada específicamente a la aplicación de productos fitosanitarios, incluidos los elementos y dispositivos que sean fundamentales para el correcto funcionamiento de dicho equipo:

a) Pulverizador hidráulico (Código 06.3.03.1 de la norma UNE 68051): Equipo de aplicación de productos fitosanitarios utilizable con productos preparados en estado líquido en los que la pulverización se produce por la presión hidráulica que proporciona una bomba, de forma que el fluido es impulsado hasta una o varias boquillas, donde se disgrega en finas gotas.

b) Pulverizador hidroneumático (Código 06.3.03.2 de la norma UNE 68051): Pulverizador hidráulico en que las gotas formadas por las boquillas son transportadas hasta el objetivo a tratar por una corriente de aire.

c) Pulverizador neumático (Código UNE 06.3.03.3 de la norma UNE 68051): Pulverizador en los que la formación y transporte de las gotas se realiza exclusivamente por una corriente de aire a gran velocidad.

d) Pulverizador centrífugo (Código UNE 06.3.03.4 de la norma UNE 68051): Pulverizador en los que la formación de gotas se obtiene mediante un elemento dotado de movimiento de rotación, siendo la fuerza centrífuga la que provoca a la pulverización del líquido.

e) Espolvoreador (Código UNE 06.3.03.8 de la norma UNE 68051): Equipos para aplicar productos preparados en estado sólido, creando una nube de polvo y proyectándolo mediante un flujo de aire.

f) Equipo de aplicación para tratamientos aéreos: Equipos de aplicación de productos fitosanitarios diseñados para su montaje en aeronaves (avión o helicóptero).

g) Equipos de aplicación en instalaciones permanentes: Equipos de aplicación de productos fitosanitarios, diseñados para su instalación en el interior de invernaderos y otros locales cerrados.

Para cualquier otro equipo o instalación que no se adapte o identifique con alguna de las definiciones anteriores, se procederá a establecer un periodo de moratoria y se realizará la pertinente consulta al Laboratorio Nacional de Referencia designado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), quien decidirá sobre el particular.

IMPORTANTE: Quedan exentos de someterse a inspección en la Comunidad Autónoma de Aragón, los equipos accionados manualmente cuyo depósito tenga una capacidad nominal inferior a 100 L. 

Objetivos

La Directiva 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo de 21 de octubre de 2009 por la que se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas establece, en el apartado referente a inspección de equipos en uso (Capítulo III, artículo 8: Inspección de equipos en uso), lo siguiente:

“A más tardar el 14 de diciembre de 2016, los Estados miembros velarán por que los equipos de aplicación de plaguicidas se inspeccionen como mínimo una vez. Transcurrido dicho período, solamente podrán utilizarse para fines profesionales los equipos de aplicación de plaguicidas que hayan pasado con éxito la inspección.”

Siguiendo esta Directiva, el Gobierno de España instó a las Comunidades Autónomas a cumplir este objetivo. En la Comunidad Autónoma de Aragón, que es el ámbito de operatividad de TIAF S.L., las inspecciones se realizarán siguiendo un plan que será transmitido con suficiente antelación a cada uno de los municipios en los que se vayan a realizar las inspecciones.

El punto de información oficial será la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) de cada comarca, si bien se impartirán charlas informativas a los usuarios de los equipos aplicadores con suficiente antelación.

Es muy recomendable solicitar una cita previa mediante los distintos medios facilitados, (página web, vía telefónica o solicitud en papel entregada por TIAF en charlas informativas). De este modo se evitarán largas esperas debido al considerable tiempo que se necesita para realizar cada inspección, (alrededor de 1 hora).

Consecuencias

La obligatoriedad de realizar las inspecciones periódicas no debe entenderse como una carga más para los agricultores, sino como una oportunidad para poner su equipo aplicador en las condiciones óptimas que le llevarán a obtener los siguientes beneficios:

a) Ahorro en productos fitosanitarios: Con un equipo en buen estado se obtiene una mayor eficacia y eficiencia en los tratamientos fitosanitarios. Las plagas o las malas hierbas se combaten más fácilmente a corto plazo si aplicamos el tratamiento de forma uniforme y adecuada, ajustando la dosis de una manera más precisa.

La experiencia llevada a cabo hasta el momento en otros países de la Unión Europea y por parte del equipo de investigación de distintas universidades españolas, concluye que la inversión dedicada en cumplir con los requisitos de la ITEAF, es menor a los beneficios económicos obtenidos a medio plazo. Un manómetro que indica la presión de forma errónea, o varias boquillas desgastadas por el uso, pueden provocar un coste extraordinario en cada aplicación.

b) Ventajas a largo plazo: Cuando se realiza un tratamiento en buenas condiciones, es más probable evitar que las plagas o malas hierbas desarrollen resistencias a las materias activas, sin duda alguna, cada vez más escasas en el catálogo permitido por la Unión Europea.

c) Mayor seguridad en el trabajo: Operar con un equipo aplicador que cumple con las normas de seguridad establecidas en la Unión Europea, es garantía de tener una menor probabilidad de sufrir graves accidentes laborales.

d) Tener la documentación en regla permite acogerse a las ayudas de la PAC con garantías de no recibir sanciones por parte de los organismos reguladores a nivel autonómico.

e) Reducción de la contaminación.

Inspecciones periódicas

Del mismo modo que en el apartado “Objetivos”, la Directiva 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo de 21 de octubre de 2009, establece:

“Los Estados miembros velarán por que los equipos de aplicación de plaguicidas para uso profesional sean objeto de inspecciones periódicas. El intervalo entre las inspecciones no será superior a cinco años hasta 2020 ni a tres años a partir de esa fecha.”

Los equipos nuevos deberán inspeccionarse como mínimo una vez dentro de un plazo de 5 años después de su compra.

Situación en Europa

La inspección de Equipos de Aplicación de Fitosanitarios tiene el cartel de “novedoso” para la gran mayoría de las personas que trabajan en torno al sector agrícola en nuestro país. Pero, del mismo modo que ocurre con otras muchas cosas, en otros países de Europa es algo de sobras conocido, implantado y aceptado entre los usuarios de este tipo de maquinaria.

Con la publicación de la nueva Directiva, ya anteriormente citada, 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo, el ámbito de aplicación se extendió a toda la Unión Europea.

El autor “H. Wehmann (JKI)” realizó un estudio sobre la situación de las ITEAF en Europa, del cual se extrajo, que ya en el año 2007 en la mayoría de los países de la Unión Europea, las ITEAF eran obligatorias.

inspecciones Europa

Inscripción en el ROMA

En el parque español de Equipos de Aplicación de Fitosanitarios, existe una gran cantidad de unidades sin inscribir en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola. (ROMA)

Todos aquellos propietarios de esta maquinaria, deben conocer la obligatoriedad de inscribirlas. Según el Real Decreto 346/2012, de 10 de febrero, por el que se modifica el Real Decreto 1013/2009, de 19 de junio, sobre caracterización y registro de la maquinaria agrícola.

“a fin de disponer de un censo de estos equipos de maquinaria agrícola y con objeto de programar y regular su control, en el Real Decreto 1013/2009, de 19 de junio, se introdujo una disposición transitoria única estableciendo un plazo de dos años para la inscripción en el ROMA de los equipos ya en uso de tratamientos fitosanitarios y de distribución de fertilizantes. Para complementar el censo ya constituido se ha considerado oportuno eliminar de esta disposición transitoria este plazo máximo, y facilitar la inscripción en el ROMA de estos equipos. De esta forma se dispondrá de un censo de estos equipos para programar y regular su control, establecido en la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de Sanidad Vegetal y en el Real Decreto 1702/2011, de 18 de noviembre, de inspecciones periódicas de los equipos de aplicación de productos fitosanitarios que transpone al ordenamiento jurídico español el artículo 8 y el anexo II de la Directiva 2009/128/CE, por la que se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas” 

“En aquellos equipos contemplados en la disposición transitoria única que carezcan de número de bastidor, se troquelará o grabará de forma indeleble en su chasis el número para su identificación individual. El número de identificación de la máquina será establecido en el ROMA donde se produce el alta de la máquina usada, cuando no disponga de la citada identificación”

Normativa

Normativa Comunitaria:

  • DIRECTIVA 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de Octubre por la que se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas.
  • DIRECTIVA 2009/127/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de Octubre por la que se modifica la Directiva 2006/42/CE en lo que respecta a las maquinas para la aplicación de plaguicidas. (Cumplimiento del Marcado CE). 

Normativa Estatal:

  • Real Decreto 1702/2011, de 18 de Noviembre, de Inspecciones Periódicas de los Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios.
  • Real Decreto 1013/2009, de 19 de junio, sobre caracterización y registro de la maquinaria agrícola.
  • Real Decreto 346/2012, de 10 de febrero, por el que se modifica el Real Decreto 1013/2009, de 19 de junio, sobre caracterización y registro de la maquinaria agrícola.

Normativa autonómica:

  • Orden de 15-11-2013 del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, que se regulan las condiciones en las que deben prestarse las inspecciones periódicas de equipos aplicación en la Comunidad Autónoma de Aragón.